Reflexión sobre la segunda clase con Pau Miró

Des de Pau Miró EN RESiDÈNCiA http://blocsenresidencia.bcn.cat/moisesbroggi1819/index.php/2018/10/31/reflexion-sobre-la-segunda-clase-con-pau-miro/

El pasado viernes 26 de octubre los alumnos del proyecto de teatro de segundo de la ESO hicimos la segunda sesión con Pau Miró, el dramaturgo que nos hace clase dos horas cada viernes.

Una de las primeras actividades que hicimos consistió en saber observar a la gente y ver cómo actúa. Para ello comenzamos a hacer un corrillo y Pau Miró empezó a dar vueltas por fuera del círculo mientras todos teníamos los ojos cerrados. Cuando los abrimos, Pau Miró había tocado a uno de sus alumnos. Ese alumno, cuando Pau Miró dijese ya, tenía que levantarse y correr por la sala; los otros teníamos que intentar perseguir a nuestro compañero. La dificultad de este ejercicio es que nosotros no sabíamos quién era la persona que Pau Miró había tocado. Para poder acertar tuvimos que poner en marcha nuestro sentido de reacción y estar atentos a todos los movimientos de nuestros compañeros para ver si alguno se levantaba.

Otro de los ejercicios que realizamos el pasado 26 de octubre consistió en aprendernos unas sílabas difíciles de pronunciar e ir expresando sentimientos recitando las palabras. Podíamos expresar cualquier sentimiento: ira, alegría, tristeza, sorpresa…

Las actividades que hicimos el viernes pasado nos ayudaron mucho para aprender a no pasar vergüenza, prestar más atención, escuchar, respetar los turnos de palabras y a no comportarnos como niños de primaria.

Todos los ejercicios que hemos realizado nos han servido para estar atentos a cualquier sonido, fijarnos en cómo se comporta la gente (cómo disimula o mirar sus movimientos para ver si hace algo distinto de los demás o que no sea propio de él) y deducir qué traman según su actitud. También  hemos aprendido a expresar nuestros sentimientos a través de palabras sin sentido y a no tener vergüenza a equivocarnos, hablar en público…

Todo lo que hemos aprendido en esta sesión nos puede ayudar más adelante, en la vida. Cuando tengamos nuestra primera reunión de trabajo sabremos enseñar nuestras mejores cualidades, o para cuando tengamos que estrenar nuestra obra de aquí a unos meses, vamos a saber expresar todas las cualidades del personaje. Todas las actividades nos habrán ayudado a controlar nuestra timidez y a expresar lo que somos y lo que sentimos.

Laura Delgado

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *