Últimos ensayos en la Beckett

Des de Pau Miró EN RESiDÈNCiA http://blocsenresidencia.bcn.cat/moisesbroggi1819/index.php/2019/06/04/ultimos-ensayos-en-la-beckett/

El día 29 de mayo, los alumnos de la clase de teatro de segundo de la ESO fuimos a la Sala Beckett con nuestro profesor David Arnaiz y el dramaturgo Pau Miró para ensayar nuestra obra. Pusimos en escena lo que habíamos trabajado en el instituto, hicimos ensayos técnicos y acabamos de retocar la escenografía.

Al llegar, entramos en la sala y encontramos que no había bastidores. En la sala de actos del Broggi, nos sentábamos detrás de los bastidores mientras no actuábamos, pero en la Beckett las sillas estaban dispuestas al fondo y a los laterales del escenario. En todo momento el público nos podía ver. Eso nos ayudaría a estar más concentrados en la obra y a no distraernos hablando entre nosotros. En primer lugar hicimos un ensayo de la obra parando para corregir errores. Fue bastante lento ya que tuvimos que cambiar las entradas y salidas en escena para acostumbrarnos al nuevo espacio. Además, Pau Miró hizo algunos cambios, añadió nexos entre escenas, como por ejemplo el enlace de los abrazos, retocó algunas de ellas, como la manera de tocar el violín, usar micrófonos, cambiar las entradas y salidas… Después de tener una pausa para comer, volvimos a hacer un ensayo pero esta vez más técnico. Vimos cómo quedaba la obra con los audiovisuales que los técnicos habían preparado, nos acostumbramos a nuevos sonidos, canciones, vídeos… y los acomodamos al guion. El día 30, volvimos al teatro para seguir ensayando y, posteriormente, estrenar la obra. Al llegar, vimos que el dramaturgo no estaba, así que hicimos un pase de escenografía dirigido por David Arnaiz mientras lo esperábamos. Consistió en pasar una vez toda la obra seguida pero sin recitar el texto, solo para practicar las entradas, salidas, movimientos en escena… Seguidamente llegó Pau Miró e hicimos la última prueba. Realizamos el ensayo general, tal y como debería salir en la función, sin pausas.

Gracias a la falta de bastidores, aprendimos a concentrarnos fuera de escena, lo que nos ayudó a estar más atentos en todo momento. El primer ensayo y el ensayo de escenografía nos sirvieron para acomodarnos al nuevo escenario. Asimismo, aprendimos a adaptar nuestros momentos en escena trabajados en el instituto al espacio de la Beckett. En el ensayo técnico pudimos integrar los audiovisuales dentro de la obra, ya que no los habíamos usado en clase. En el ensayo general nos hicimos a la idea de cómo debería salir la obra y nos preparamos para representarla.

Todos estos ensayos finales han hecho que el grupo se vea más preparado para hacer un estreno extraordinario. Gracias a todo lo que hemos trabajado durante estos dos días y a la insistencia de David Arnaiz y Pau Miró, hemos logrado concentrarnos y estar atentos. Empezamos el proceso muy distraídos, pero, sobre todo en estas últimas prácticas, todo el grupo se ha implicado mucho más en el proyecto.   

Tomàs Jiménez

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *